Skip to content

CONFÍA EN NOSOTROS

Tratamiento
de varices

Consúltanos sin compromiso

Las varices son dilataciones de las venas superficiales de las piernas. A veces sólo son un problema estético, pero con el tiempo suelen producir dolor, cansancio, pesadez de piernas o hinchazón. 

Existen factores que aumentan el riesgo de padecer venas varicosas como la edad, sexo (más frecuente en mujeres), embarazo, antecedentes familiares, obesidad, vida sedentaria, estar de pie o sentado durante períodos prolongados, etc.

¿Qué varices pueden tratarse con esclerosis?

En nuestra clínica tratamos las varices inestéticas, pequeñas varices popularmente conocidas como arañas vasculares, ya que los troncos gruesos suelen requerir tratamientos mayores o técnicas quirúrgicas realizadas por cirujanos vasculares.

¿En qué consiste el tratamiento de esclerosis?

En todos los casos, la esclerosis vascular consiste en la producción de una reacción inflamatoria controlada en las paredes internas de la vena dilatada, con fibrosis y proceso cicatricial secundarios, que van a determinar obliteración y, por lo tanto, desaparición de la variz como tal.

Esta técnica consiste en inyectar una sustancia esclerosante dentro de la vena que produce una inflamación y la cierra (como si fuera un pegamento). Se requiere la posterior aplicación de un vendaje de compresión sobre la zona tratada.

Normalmente se hace en la consulta, y no necesita anestesia. Se utilizan agujas muy finas y no suele doler, pero en personas muy sensibles se pueden utilizar cremas con anestesia. Una vez realizada la sesión, en los días posteriores, la zona presentará enrojecimiento e inflamación.

¿Cuántas sesiones necesitaré?

El número de sesiones depende del número de varices a tratar y de su calibre.

Al ser una enfermedad de evolución crónica, tras finalizar los tratamientos se precisará de un mantenimiento.

También hay que aceptar que, en principio y con el tiempo, cualquier variz esclerosada puede recanalizarse, aunque lo habitual es que las nuevas que aparezcan correspondan a otras venas dilatadas en el mismo territorio.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Las posibles, aunque poco frecuentes, complicaciones derivadas del tratamiento de esclerosis de varices son equimosis, hematomas extra e intravaricosos, pigmentaciones residuales (manchas, matting), pequeñas lesiones cutáneas y reacciones alérgicas tanto al esclerosante como a los materiales utilizados en la compresión externa (vendajes, esparadrapos, gasas).

Cuidados tras el tratamiento

Después de cada sesión y durante todo el tratamiento, debe evitarse la exposición solar de las zonas tratadas, especialmente para evitar la aparición de manchas en la zona tratada.

La información contenida en esta página en ningún caso puede, ni pretende, sustituir la información proporcionada individualmente por su cirujano plástico.

Consúltanos

Sin compromiso

CASOS CLÍNICOS

Fotos
antes y después

Te presentamos algunos casos clínicos del doctor Carlos León,

imágenes antes y después del procedimiento.